En agosto de 2011, Sarai Martín y Amaia Benito –consultora de género y periodista, respectivamente-, visitaron uno de los destinos más insólitos que existen en la actualidad: la hermética Corea del Norte. Lo que se recoge a continuación son las vivencias que ambas acumularon a lo largo de 10 jornadas en el país asiático. 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

¿POR QUÉ FUIMOS?

Después de haber conocido y recorrido distintas partes del mundo, Corea del Norte nos ofrecía cosas que hasta la fecha, ningún otro destino había hecho. La incertidumbre de cómo sería el único país del mundo comunista en el siglo XXI hizo que nos lanzáramos a buscar las vías y los mecanismos para poder vivir in situ el cómo viven las personas en un país tan hermético como es la República Popular de Corea del Norte.

5.        FUTURO QUE VEMOS

Aunque el futuro es impredecible y más el de un país como Corea del Norte, tras la muerte de Kin Kon Il presagiamos lo siguiente para el futuro líder Kim Jon Un:

  • Alineación con países como Rusia.
  • Alineación, pero más por motivos de dependencia en petróleo y goma con países como China.
  • Nuevos convenios con países como Corea del Sur por intereses de que tiene que pasar gas por Corea del Norte desde Rusia par que llegue a Corea del Sur. Por ampliación de la línea transiberiana.
  • Consolidación del sistema comunista en Corea del Norte.
  • Apertura al turismo extranjero.
  • Hermetismo del país y control sobre las personas extranjeras que lo pisen.
  • Presión por parte de Estados Unidos y sus aliados.
  • Dependencia de importar algunos productos.
  • Pérdida de liderazgo por parte del joven Kim Jon Un.
  • Sufrimiento de la civilización por la pérdida de Kim Il Sung y Kim Jon Il.